miércoles, 27 de julio de 2016

El agosto de Junji Ito - ECC

Este agosto será para los Otakus o los amantes del terror en general el mes de Junji Ito; ECC Ediciones, quien ha publicado la mayor parte del material reciente del maestro absoluto del terror Japonés, nos presenta este mes nada menos que cuatro novedades irresistibles. Unidas al material ya publicado, nos encontramos que por fin tras muchos años de desesperación los lectores Españoles podremos disfrutar de su obra (casi) completa. Pero ¿Qué tiene de especial Junji Ito?
Ito es, dicho brevemente, único. El del terror no es un género fácil; no es fácil escribir terror, no es fácil dibujarlo. Y no es fácil porque requiere precisión: demasiado hacia un extremo, e insensibiliza; cruel, brutal, perturbador en el punto justo para que resulte creíble y cercano. Entonces se establece empatía y de aquí viene el terror. Como otros géneros, el terror de nuevo cuño tiene que luchar contra lo que ya es común y corriente, contra lo que ya conocemos. Actualmente nos ahogamos en Zombies: ya no tanto como hace un tiempo, pero la moda aún dura. Ya no queda nada para explotar con los Zombies. Se ha tratado la casquería, la pérdida de seres amados que vuelven como no muertos, la soledad del vivo en un mundo de muertos. Se ha tratado desde la violencia, desde la filosofía, desde la crítica social. Un autor que ahora mismo pueda coger un Zombie y dotarlo de horror, hacer que nos estremezcamos con algo de lo que ya estamos tan saturados... este es un gran autor. El que coge lo que existe y lo reinventa, y nos da aún otra perspectiva. ¿Y el autor que crea algo nuevo de lo que horrorizarnos? ah, este es un genio. Este fue Lovecraft, que trajo el temor a lo incomprensiblemente ajeno a la literatura.
Ito es algo a medio camino entre un gran autor y un genio. Es un artista de lo no-convencional: es alguien que se para enmedio de la calle, observa un objeto cotidiano y dice "aquí hay algo". Y saca una historia. Y la historia da miedo. Ito es el autor del terror absurdo, del horror ante la mutación que puede experimentar lo corriente, con un simple giro, para volverse enloquecedor. A veces lo aúna con elementos tradicionales: no muertos, vampiros, espectros. Pero si dibuja un Zombie no será uno cualquiera. Habrá muerto atropellado por un camión, un muelle de la maquinaria (¿llevan muelles siquiera los camiones? a saber) habrá quedado incrustado en el cadáver y éste se desplazará saltando sobre el muelle como un juguete obsceno que va perdiendo extremidades en cada salto.
En este sentido, la obra maestra de Junji Ito es "Uzumaki", donde el terror viene de la mano de las espirales. Tal cual. Espirales. Inocentes líneas curvas que giran sobre un punto central. Y os lo aseguro: tras leer Uzumaki, veréis espirales por todas partes, y será con unos ojos enfermos que las conectarán con lo que acabáis de leer y os despertarán puro asco.
Todo esto es Junji Ito, y mucho más, mucho que hay que descubrir por uno mismo. Y si, a veces su dibujo falla. Si, sabe dibujar una atmósfera, y sabe perturbar con lo que dibuja: pero sus personajes se parecen todos, sus chicas en particular. Y quizás son un poco planos, quizás solo existen con el propósito de padecer para disfrute del lector y no parecen más que eso, herramientas sin demasiada personalidad. Y quizás no la necesitan. Decidid por vosotros mismos tras escoger alguna, o todas las obras que listamos a continuación...

En este especial repasaremos primero las novedades de agosto para luego tratar brevemente las obras ya publicadas, la mayoría de ellas disponibles.

Junji Ito: Relatos terroríficos núm. 1 

Este tomo abre la que aspira a ser la recopilación definitiva de los relatos cortos de Ito, con Sleuth Kids 1-2, Gentsuuyashima y The Woman of loose Bone. Desconocemos la periodicidad. Como pudimos comprobar en "Fragmentos del mal" (también dentro del catálogo de ECC) los relatos cortos son el terreno donde Ito se mueve mejor, alcanzando unas cotas bizarras nunca antes vistas en el mundo del manga. Este tomo - y los que seguirán - serán, no tengo ninguna duda, un referente para los amantes del terror.


Tomie núm. 1 (de 2) 

Tomie es para muchos la obra de Junji Ito; su primera obra, ganadora del Premio Kazuo Umezu en 1987, y la más explotada en otros medios, adaptada al cine ocho veces. Para muchos es la puerta de entrada en el universo Ito. En Español no existía hasta ahora ninguna edición completa de Tomie; la de 2006 a cargo de La Cúpula está descatalogada y era incompleta, al no incluir los últimos capítulos de la misma. 
En este manga Ito explora su propia versión del tema de la Femme Fatale, con un estilo muy Japonés (que vemos a menudo en el manga) de asociar la mujer con lo sobrenatural y en especial lo terrorífico. 
Tomie es una coleccionista de amantes; irresistible y a la vez insoportable. E indestructible. Cada uno de sus amoríos termina en tragedia y ella siempre resurge para seguir su carrera infernal. 
La idea es buena y muy bien ejecutada; si hay que hacerle una crítica es la misma que haré a Gyo: quizás demasiado larga, ya que las aventuras de Tomie al final acaban resultando previsibles. 

Las caprichos maldiciones de Sôichi núm.1 (de 2) 

Este manga es un exponente de algo que puede pasar desapercibido al observador casual, al que ojea un manga de Ito; el humor negro. Nuestro autor tiene un humor retorcido, a veces absurdo, siempre muy negro. Y lo encontramos en todas y cada una de sus obras. Giros irónicos del destino; fatalidades que se abaten sobre el protagonista burlándose de sus miedos o esperanzas más íntimos. En este tomo y el que sigue esta es la faceta de Ito que veremos potenciada. 



El muerto enfermo de amor 

Juegos de adolescentes; leyendas urbanas, muerte. Esto son los temas entorno a los que gira, aparentemente, este tomo; debo reconocer que no conocía esta obra en concreto, y no podré decir mucho sobre ella. Pero qué más da, es de Junji Ito. ECC ya me ha comprado con solo estampar este nombre en la cubierta. 









En cuanto a las obras ya publicadas, en el catálogo de ECC podemos encontrar las siguientes 

Gyo (2 volúmenes) 

La idea es bizarra: peces muertos que invaden la superficie desplazándose sobre patas metálicas, cual extraña parodia de la Guerra de los Mundos. Como en aquella novela, llegan de un mundo desconocido; si allí era Marte, aquí son las profundidades abisales, ambas igualmente inexploradas. ¿Cual puede ser el origen de este desastre que amenaza la civilización? 
Conceptualmente es una de las obras más ambiciosas de Ito; una historia larga de un autor que suele centrarse en los relatos, y que además usa como escenario Japón entero. Cuando Ito escribe historias de esta longitud, suele hacer como con Tomie; dividirlas en capítulos autoconclusivos que confluyen para construir una narración. Aquí usa un sistema más tradicional. Y no estoy seguro de que acabe de funcionar del todo; Gyo es interesante, lo recomiendo, pero quizás peca de una longitud excesiva; en más de una ocasión uno se pregunta si la idea no ha dado ya de sí todo lo que podía. 

Black Paradox 

Personalmente una de mis historias favoritas. Un grupo de extraños que se han conocido por internet reconocen una afinidad: todos quieren acabar con su vida. Y para ello se reúnen y se alejan en coche de la ciudad para encontrar un sitio donde morir. Este inicio es relativamente normal (para ser Junji Ito); parece una historia de horror mórbido, de fascinación por la muerte. Solo que durante el trayecto un coche se les cruza; y en su interior, ven réplicas exactas de ellos mismos. Y la historia da un tumbo: ahora es surrealismo y paranoia. ¿Quienes son los pasajeros del otro vehículo? ¿Quién es real, quien es un doble? ¿De donde vienen? Y a medida que progresa la trama, se vuelve más y más... Ito: más exagerada, más desconcertante. Más disfrutable.





Hellstar Remina 

He aquí una pieza que goza del extremo honor de contarse entre las más extravagantes del maestro. Resumiendo, nos encontramos ante un manga que explota la desesperación ante la inminencia del fin del mundo provocado por la colisión entre la tierra y un planeta viviente. Un planeta (o estrella, o asteroide venido del infierno) cuyo indescifrable propósito y malevolencia dejan en ridículo al otro planeta viviente referente en el mundo del cómic; Ego, de Marvel. 


Fragmentos del mal 

Una antología - la primera que publicó ECC - de relatos cortos de Ito: la mayoría recientes, a diferencia de los que recojerá la nueva antología, que abarca toda la carrera del autor. 
La portada de este tomo ya de por sí es como para enmarcar. El contenido no queda atrás. "Futón", que abre la colección, tiene algunas escenas alucinantes, pura escuela Ito. "Espectros de madera" explora la obsesión con algo mundano que Ito llevaría a la perfección con las espirales y "Uzumaki". "El ave negra" es un relato con un aire más tradicional; criatura malévola escondida en el bosque que centra su atención sobre un pobre desgraciado que pasaba por allí. Es difícil decidirse por un favorito, pero quizás me quedo con el último relato, "La mujer que susurra", inquietante y perturbador. 






Y dejo para el final la gran pregunta que todos nos hacemos todos... ¿Qué pasa con Uzumaki? 
Y no hay aún respuesta. La única versión traducida de Uzumaki de que disponemos es la de Planeta, editada años ha, lamentablemente dividida en seis tomos a partir de los tres originales y descatalogada. Lo lógico sería que ECC también la editara, y no tengo la menor duda que le haría justicia con una edición como merece; pero parece que Planeta aún tiene los derechos. ¿Podemos esperar entonces una reedición a cargo de Planeta? a saber: de existir la posibilidad ahora es el momento, cuando Ito está de moda. 

Para saber más acerca de Uzumaki, la obra maestra de Junji Ito, visitad el artículo que le dediqué publicado en La Espada en la Tinta y que podéis leer aquí

0 comentarios:

Publicar un comentario