miércoles, 17 de mayo de 2017

"Múltiple", lo nuevo de M. Night Shyamalan... ¡es bueno!

Cuando vi el trailer, esto fue lo que escribí en este mismo blog: 

"Sé con seguridad que caerá en todos los clichés made inShyamalan. Muchos se pueden ver ya en estos escasos tres minutos. "Estamos aquí por algo": otra vez, MENSAJE. Predestinación. James McAvoy, un actor por lo general solvente que Shyamalan logra ridiculizar: la interpretación de las dos o tres personalidades que muestra en el trailer dan mas pena que miedo y lo que es peor, lo que podría haber sido un momento Norman Bates se estropea completamente para el espectador cuando no se explota en absoluto revelándose directamente y sin tensión alguna. ¿Y qué decíamos? es una escena ridícula: podría haber sido siniestra, podría sugerir locura. En su lugar Shyamalan se las arregla para que nos volvamos a preguntar si se ríe de nosotros.

Y lo que voy a hacer ahora que he visto la película es comérmelo con patatas. "Múltiple" (Split) es una buena película. Con un buen guión. McAvoy está muy bien. El resto del elenco también, y la historia por una vez está bien construida, es estéticamente interesante y si tuviera la más mínima idea de cine quizás podría explicar por qué me ha parecido bien dirigida. El argumento no parte de nada nuevo, nada que no hubiera hecho "Identity", que nos planteaba ya en 2003 el dilema de una mente dividida en entre personalidades criminales e inocentes; pero evoluciona y se convierte en un híbrido a medio camino entre el drama de los X-Men y "El dragón rojo", precuela de "El silencio de los corderos".

Sí, Shyamalan lo ha vuelto a hacer. Desde "El protegido" solo ha necesitado ocho películas para recuperar algo de la chispa que iluminaba sus primeros trabajos. No nos confundamos; que "Múltiple" sea un acierto no niega que Shyamalan siga pareciéndome un capullo. Sigue siendo un pretencioso, sigue (también en "Múltiple") insistiendo en EL MENSAJE, pero por primera vez en mucho tiempo puedo separar al personaje de su producto y decir vedla, y no os arrepentiréis. Ah, y mucho ojo al final.  


0 comentarios:

Publicar un comentario